seo y sem

SEO y SEM: la combinación ideal para obtener conversiones

SEO y SEM son dos piezas fundamentales del marketing digital, pues sirven para posicionar tu marca en buscadores, contribuyendo a aumentar las ventas. ¿La diferencia? La forma. 

Mientras una es orgánica y a largo plazo, la otra es de pago y con efecto inmediato. Razones más que suficientes para que algunos prefieran solo una en desmedro de la otra. 

Pero, ¿sabes? Si bien optar por una es válido, el problema es que se pierden oportunidades de convertir prospectos en clientes y así cerrar más ventas. La razón: SEM y SEO son la mezcla perfecta para conseguir conversiones. El porqué, aquí te lo develamos.

El SEO (Search Engine Optimization) sirve para optimizar los sitios web, con el fin aparecer en los primeros lugares de los motores de búsqueda. Si bien existen muchos, el principal es Google, el cual concentra casi el 95% de penetración en buscadores en Chile (ComScore). 

Una de las características de este tipo de optimización es que posiciona los contenidos de manera orgánica o natural, y en el tiempo. Esto último significa que para visualizar resultados se requieren como mínimo entre tres (para los sitios posicionados) a seis meses (para las webs nuevas). 

A diferencia del SEO, el SEM (Search Engine Management) posiciona un sitio web o un enlace pagando una determinada cantidad de dinero,  que dependerá de la puja con otros competidores. Es importante destacar que solo se paga cuando el usuario hace clic en un anuncio. 

La campaña se puede modificar o parar en cualquier momento, y los resultados son instantáneos, es decir, los anuncios aparecen menos de 1 segundo después de que el internauta realiza una búsqueda. 

Descubre más sobre este tema: ¿SEO y SEM son lo mismo? Diferencias y cómo aumentan el tráfico web 

¿De qué hablamos cuando hablamos de conversión?

Muy simple: de que el usuario realice una acción de valor para tu marca (o algo que tú deseas). Esto generalmente se refiere a rellenar un formulario de contacto o a comprar online. 

SEO y SEM, la combinación perfecta para conseguir conversiones

Aunque ambas son herramientas útiles para conseguir tus objetivos de marketing, lo ideal es combinarlas para aumentar su efectividad.

Las razones

1. Mayor visibilidad

Si bien el 98% del tráfico web es orgánico, siempre es conveniente reforzar con SEM, debido a la forma en que el usuario busca información. Recordemos que no lee los contenidos que aparecen en la primera página de Google, sino que realiza un escaneo en forma de F. 

Esto significa que parte mirando horizontalmente, justo donde se ubican algunos anuncios, y después baja su vista hacia el sector de los resultados orgánicos. 

Por tanto, apostar por SEO y SEM permite aumentar las posibilidades de que el usuario haga click en tu sitio. 

2. Más posibilidades de convertir 

El SEO también influye en la efectividad de SEM, ya que el anuncio es responsable hasta que el usuario hace click. De ahí en adelante, la campaña depende de factores que tienen que ver con posicionamiento orgánico, como lo es la velocidad del sitio y la landing page. 

Te recomendamos: ¿Cómo me afecta la velocidad de carga de mi sitio web? 

Un ejemplo: un usuario puede clickear sobre un anuncio, pero no necesariamente llenar el formulario (conversión) de la landing, pues quizás esta se demoró en cargar o bien su contenido no lo convenció. 

Por eso, es muy importante trabajar ambas estrategias. ¿Te contamos un secreto? SEO es la base de SEM. 

3. Resultados en menos tiempo

Si necesitas vender rápido, tu solución es siempre SEM. Pero si además quieres posicionar tu marca a largo plazo, puedes trabajar SEO de manera paralela sin ningún problema. 

Ya sabes por qué SEO + SEM son la mezcla perfecta para aumentar tus conversiones. ¿Quieres implementarla, pero tienes dudas? Eso no es problema: cuéntanos y encantados te ayudamos.