segmentación de mercado

Importancia de la segmentación de mercado en el marketing digital

Como especialistas en marketing, nuestro deber es tratar de llegar al mayor volumen de personas posibles. Sin embargo, en ocasiones para que las diferentes campañas que ejecutamos sean efectivas y obtengamos los resultados que esperamos, debemos hacer una segmentación de mercado, así hacer llegar una información precisa a un público exacto, lo que nos ayuda a cumplir con las metas planteadas, pero ¿de qué trata esta segmentación en marketing digital?

Segmentación de mercado: lo que debes saber

La segmentación de mercado es una acción que nos permite organizar nuestras listas de contacto en grupos determinados, en los cuales podemos influir para atraerlos hacia los productos y servicios que ofrecemos. Generalmente, estos grupos seleccionados comparten características e intereses que permiten clasificarlos de una forma u otra. Aquí te diremos algunos datos que debes conocer.

¿Cómo ayuda a las empresas?

Como se mencionó en un principio, segmentando nuestros leads y contactos en grupos específicos, podemos llegar a ellos de forma más exacta, pero además, nos permite hacer mediciones del rendimiento de una determinada acción y conocer de mejor manera las tendencias e intereses de los consumidores.

Razones para aplicar la segmentación de mercado

Además de ayudarnos en las maneras que detallamos en el punto anterior, debemos tener presente que una correcta segmentación ayuda a las empresas a optimizar sus campañas de comunicaciones y marketing, contribuyendo al mismo tiempo a mejorar los procesos de ventas. Esto se ve reflejado en los ingresos y beneficios que obtienen las compañías.

Por otra parte, una buena segmentación nos ayuda a encontrar nuevos nichos de mercado, e incluso, comprender mejor nuestra competencia y posicionarnos como queremos.

Tipos de segmentación

Existen diferentes tipos de segmentación que podemos realizar en nuestras acciones marketing, entre las más destacadas podemos mencionar las siguientes:

– Segmentación geográfica: aquí se toma como principal referencia la ubicación del público meta y el entorno donde se desenvuelve. En estos casos podemos tomar como indicador, el país, la ciudad, comuna, región, entre otros.

– Segmentación demográfica: aunque suene parecido, es totalmente diferente a la geográfica y toma en consideración aspectos más específicos de los individuos que integran el grupo segmentado y no de su ubicación.

En este caso las variables consideradas son: la edad, sexo, nacionalidad, estado civil, nivel académico, profesión y otros datos referentes a su situación socio económica.

– Segmentación psicográfica: se refiere a las individualidades psicológicas del público objetivo, como valores, cultura, personalidad, estilos de vida, actitudes, preferencias e intereses. De esta forma, es más fácil adecuar nuestra oferta a sus expectativas.

– Por sector industrial: se refiere al área de mercado en el cual queremos incursionar o especializarnos. Por ejemplo, económico, tecnológico, médico, siderúrgico, construcción, educación, agropecuario, etc. Esta segmentación industrial nos ayuda a comprender mejor el mercado, los negocios que se especializan en determinado ramo, cuál es su oferta y así establecer un elemento diferenciador con mi marca.

– Segmentación conductual: en esta oportunidad, se diferencian los grupos tomando en cuenta su conducta en el mercado, los patrones de consumo y las tendencias hacia el producto/servicios que queremos promocionar. Aquí también se evalúan las preferencias de precios y lealtad hacia las marcas existentes. Aquí también podemos considerar el tipo de contenido que consumen, el formato (ebooks, podcast, artículos, gráficos, etc.), y su nivel de interés en mis publicaciones.

Segmentación por acciones de marketing

Otros tipos de segmentación que podemos realizar es por las acciones de marketing que realizan nuestros contactos, para lo cual podemos considerar el rol o puesto de trabajo que tienen dentro de su organización. Su nivel de conocimiento, la cual puede ser de 2 tipos. Una por nivel académico y la otra sobre qué tanto pueden conocer sobre mi área de negocio.

La etapa del ciclo de vida del cliente es otra de las maneras en que podemos segmentar, ya que la manera en que nos dirigimos a un prospecto no es igual a la forma en que nos comunicamos con un cliente recurrente.

El comportamiento de los contactos también puede ser considerado para estos fines, considerando por ejemplo sus compras anteriores (que nos indica cuáles son sus intereses), la frecuencia de sus compras e incluso el ciclo de compra de nuestros productos o servicios, más considerando que hay compras que se realizan con una frecuencia menor que otras. Conocer esta información nos permitirá estar en el momento indicado para ofrecer nuestro producto/servicio de manera oportuna, aumentando así las probabilidades de venta.

Por otra parte, vale mencionar otros factores a considerar para la segmentación, como el índice de satisfacción, abandono del carrito de compras y los formularios, asistencia de eventos organizados por mi empresa, visitas a mis páginas y entradas de web y duración en las mismas, datos de redes sociales y procedencia de los contactos, este último factor es una variable muy utilizada dentro del marketing digital.

Puede interesarte: Marketing automation: ¿Cómo elegir la mejor herramienta de automatización y CRM para tu empresa?

¿Cómo hacer una segmentación de mercado adecuada integrando diferentes variables?

Lo primero que se debe hacer es un estudio exhaustivo de mercado, y en especial, conocer los perfiles de nuestro cliente ideal, para así definir lo que en marketing digital se conoce como Buyer Personas. También suele ser de mucha ayuda conocer bien tu empresa y realizar un análisis FODA (Fortalezas, Oportunidades, Debilidades, Amenazas).

Para que la segmentación sea efectiva, debemos tener los contactos actualizados y con la información correcta. Aunque la segmentación busca enfocarnos a un grupo de personas específico, esta cantidad de personas debe ser significativa. Es decir, tampoco debemos ser tan específicos que nos lleve a tener grupos de contactos muy pequeños. Porque al momento de hacer las campañas, tendríamos un ROI (retorno de la inversión) negativo. Es decir, aunque sea un grupo homogéneo, este debe ser lo más amplio posible.

Otra clave para hacer una buena segmentación, es que los grupos de contacto que cree, deben ser diferenciables entre sí y generar una respuesta distinta a las diferentes formas de comunicación que realicemos con ellos.

Es muy importante tener presente que los datos a considerar en una segmentación, deben ser relevantes a mi actividad, esto dependerá en gran parte de la naturaleza de mi negocio. Estas características consideradas deben ser estables y duraderas. Es decir, que permanezcan en el tiempo y no sean temporales, de lo contrario perderíamos tiempo y esfuerzo y también perjudicaría nuestro ROI.

Existen herramientas especializadas como los CRM que ayudan a hacer una segmentación adecuada y hacer otras acciones que contribuyen a tus acciones de marketing digital.

Te puede interesar:  Ventajas del sistema CRM de HubSpot, la mejor opción del 2020.

Puedes leer: 6 ideas para mejorar tu marketing digital en tiempos de crisis.

En Agencia Cebra podemos ayudarte a conocer e identificar mejor a tu público objetivo, pero también podemos indicarte las mejores maneras de segmentar tus listas de contacto, y brindarte la asesoría necesaria para clasificar tus leads y otras acciones especializadas que te permitirán optimizar tus acciones de marketing. Somos expertos en el área y estamos a tu disposición, ¡conversemos!